Sobre AGUJAS

Las agujas circulares han revolucionado el punto, pero aún hay personas que no han oido hablar de ellas o que no saben muy bien las diferencias que existen con respecto a las tradicionales agujas rectas. Como nos estáis preguntado bastante sobre qué agujas comprar, sobre todo las principiantes, vamos a ello.

Las agujas de tejer rectas son las que tenemos en la memoria, de verlas usar a nuestras abuelas o madres. Se trabaja con ellas sosteniéndolas debajo de los brazos y la hebra, a la hora de tejer, se tensa con la mano derecha. Hay distintas longitudes de agujas rectas: 25, 30, 35 y 40 cm, por lo que se puede tejer en un mismo paño el número de puntos que te quepan en la longitud de la aguja. En este sentido, si quieres tejer una mantita, o una pieza de mayor anchura de la que te da la aguja, pues tendrías que ir haciendo las piezas y luego coserlas.

agujas rectas

Agujas rectas Symfonie KnitPro

 

En cambio, las agujas circulares intercambiables son, en realidad, puntas, que unidas a un cable componen la aguja. Las puntas se enroscan en cables de distintas longitudes: 40,60,80,100,120 y 150 cm, por lo que la pieza a tejer no tiene la limitación de tamaño que existe con las agujas rectas. Además, existen conectores de cables que pueden unir, por ejemplo,  uno de 60cm con otro de 80cm  por lo que estaríamos trabajando con un largo de 140cm. Puedes unir tantos cables como quieras, por lo que tejer mantas o piezas grandes sin costuras ya no es un imposible.

Por otro lado se llaman circulares porque puedes tejer en círculo, eliminando también las costuras en jerseys, cuellos y todo lo que quieras tejer en redondo. Además, no se sujetan debajo del brazo por lo que resultan mucho más cómodas a la hora de trabajar con ellas, te cansas menos y el trabajo es más fluido.

symfonie inter2

Agujas circulares Symfonie KnitPro

cable

Cables agujas circulares intercambiables

Te mostramos un cable con los topes, que son los dos botoncitos que sirven para poder quitar la aguja del cable y que no se salgan los puntos. La llavecita sirve para ajustar la aguja al cable y que no se suelte mientras tejes. Es importante hacer el ajuste porque en caso contrario, del movimiento, la aguja como va enroscada al cable, se va soltando y se queda la lana pillada, o incluso si se te suelta del todo se te salen los puntos.

También tienes disponibles agujas circulares fijas, es decir, con cables que no se intercambian. Por ejemplo una aguja de 4mm con un cable fijo  de 40, 60,80, 100,120 o 150cm. En este caso tendrías que comprar 6 agujas de 4 mm con los distintos largos de cables. Con las intercambiables, comprarías una punta de 4mm y los cables por separado para montar la combinación que más se ajuste a la pieza que vayas a tejer. Sin lugar a dudas, recomendamos ir adquiriendo las circulares intercambiables, por su comodidad y pragmatismo.Los cables que más se usan son los de 40, 60 y 80 cm. Con estas tres opciones y unas cuantas puntas podrás hacer infinidad de proyectos: gorros, bufandas, cuellos, jerseys.. Quizás, también las agujas que más se usan sean las de 4, 5 y 6mm, aunque, por supuesto, depende del patrón que sigas y el tipo de lana o fibra que escojas. Las puedes ir comprando conforme las vas necesitando e ir completando tu set. En definitiva es lo que nosotras aconsejamos.

agujas circulares fijas

Agujas circulares fijas

Hay dos técnicas a la hora de tejer: la inglesa, en la que el hilo se tensa con la mano derecha, y la continental, en la que tensamos el hilo con la mano izquierda. Ésta última, es especialmente recomendable si usas agujas circulares. Si estás acostumbrada a tejer con el hilo en la mano derecha te llevará un poco de práctica controlar la mano izquierda para este fin, pero merece la pena. Se teje más rápido y de manera más cómoda. Y no desesperes, es un cuestión de práctica.

Con respecto a los materiales, hay agujas de metal, madera, plástico e incluso de fibra de carbono. ¿Cuál es mejor? Pues depende del gusto de cada persona. A nosotras nos va muy bien con las de madera, pero como ya digo, es cuestión de gustos. La madera es noble, no hace ruido como las metálicas, y se deslizan muy bien. Empezamos tejiendo con agujas rectas de metal y, a dia de hoy, no hay quien nos saque de las circulares intercambiables de madera. En nuestra tienda encontrarás la marca KnitPro. Hay muchas más en el mercado, pero nosotras estamos contentas con ellas.

Por último, hay agujas de doble punta (DPN – Double Pointed Needle), que se utilizan por ejemplo para hacer i-cords, gorritos, proyectos con cambios de color. Son agujas que como su nombre indica, tienen punta por los dos lados por lo que no hay tope.

DPN basix

Agujas de doble punta de KnitPro

Aunque también hay un técnica llamada “Magic Loop” para poder hacer lo que se hace con las de doble punta pero con las agujas circulares intercambiables, jugando con la longitud de los cables. Esto ya sería un tema aparte, por lo que si os interesa, le podemos dedicar otro post. Es una cuestión de preferencias y, claro, presupuesto, ya que hay que comprar más agujas. Las circulares, en realidad también tienen doble punta así que puedes sacarle el mismo partido que a éstas.

Si aún no sabes por qué opción decidirte pregúntanos, estaremos encantadas de ayudarte a elegir.

¡Happy Knitting!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s