MAD about BLOCKING

En muchos de los patrones que nos encontramos vemos al final la palabra mágica: block. Si estás empezando a tejer, esto te parecerá una cosa más que rara y quizás te entren las dudas. No desesperes, es un proceso de lo más simple.

El bloqueo es una técnica muy útil para dar la forma y dimensiones deseadas  a la prenda así como para  redistribuir los puntos en una pieza que se acaba de tejer a mano. Tanto si vas a proceder a coser las piezas de una chaqueta o simplemente acabar una bufanda, el proceso de bloqueo te ayudará a conseguir un acabado mucho más profesional.

Se puede bloquear cualquier tipo de fibra natural y cualquier tipo de prenda. El objetivo es conseguir que el tejido adapte la forma deseada sin que se desestructure  o  se dañen las fibras. El agua y el vapor relaja las fibras y hace que sea mucho más fácil su manejo.

Técnicas

1. Bloquear mojando completamente la pieza. Proceder a retirar el exceso de agua con la ayuda de una toalla – nunca retorcemos, las fibras son frágiles y podemos dañarlas y arruinar todo el trabajo -, y le damos la forma deseada. Podemos usar unos alfileres o pines que se mantenga tal cual la queremos. Es una forma de bloqueo bastante agresiva por lo que se usa para agrandar piezas que son pequeñas, como un gorro, o para estirar las mangas de un jersey. Solo recomendable en casos extremos.

2. Bloquear con vapor. Con la prenda del revés, dale  las dimensiones deseadas y fíjala con los alfileres. Cúbrela con un pañito y aplícale el vapor del a plancha varias veces hasta que se quede asentada. Si aplicas el vapor directamente a la prenda, sin una tela intermedia, no dejes que la plancha toque la pieza. Déjala secar y listo.

3. Bloquear con spray. Dale a la pieza las dimensiones deseadas y fíjala con los alfileres o pines. Con una botella de spray, rocía agua hasta que esté húmeda, pero no empapada. Déjala secar.

Ten en cuenta que el proceso de secado puede durar bastantes horas, por lo que te recomendamos que bloquees las piezas en una superficie plana que no vayas a necesitar.

Si trabajas con fibras naturales como el mohair, cashmere, algodón, sedas… la mejor opción es usar la técnica del spray. Y si no sabes bien que tipo de fibras tienes entre manos, ante la duda, bloquea con spray.

Materiales

1.una botella de spray para rociar el agua sobre la prenda

2.unos alfileres

3. y una superficie suave donde poder estirar la prenda y que no se estropee al clavar los alfileres en ella. En este sentido, las piezas de goma eva que se venden para hacer las alfombras de puzzle infantiles son geniales y las puedes encontrar en cualquier tienda de juguetes. Si la pieza es pequeña, puedes usar la tabla de planchar.

No todas las prendas requieren este proceso una vez acabadas, pero otras muchas sí. A veces, cuando terminamos una pieza el resultado final no es el que nos imaginamos al ver el patrón y nos creemos que no la hemos tejido bien. Ahora bien, ¿la has bloqueado??

Happy… Blocking!!

5 pensamientos en “MAD about BLOCKING

  1. Pingback: Sobre el taller de punto… | VegaKnits

  2. Pingback: Décalage: un antes y un después de bloquear | VEGAKNITS

  3. Pingback: Let´s block | VEGAKNITS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s